Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2011
Y sigue pasando el tiempo, y te siguen pasando
cosas, y te parece increíble que hayas llegado
hasta aquí sin morir en el intento.
Pero al final llega. Siempre llega. El momento
de mirar hacia atrás. El momento de no saber,
de no entender.
Y cuando vuelves a mirar hacia delante parece
que te han movido mientras estabas distraido.
Y es que el tiempo pasa, para bien o para mal,
y nosotros podemos ayudarlo a huir.
Y volvemos a empezar.
Se acabó el veranito,
se acabó la playa y,
admitamoslo, se acabó la
diversión.
Ha sido un buen verano.
Un verano que nos ha
servido a todos para crecer,
para conocer a gente nueva,
o bien para conocer mejor a
aquellos que "ya conocíamos".
Os deseo una vuelta a la
rutina lo más indolora posible,
y que la fuerza os acompañe.

Como la sonrisa de la luna

Una vez leí, y pasó a ser parte de mi filosofía que, cuando la gente se grita es porque sus corazones están lejos y cuando se
susurran es porque sus corazones están cerca.
Y también me he dado cuenta de que, de noche, todos hablamos más flojito. Así
como a las tres de la mañana, aunque no haya necesidad, todos hablamos en
susurros.
Y es que la noche acerca nuestros corazones, como la luna cuando nos sonríe
allá donde vamos