Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2016

Mis niñas fuertes

Qué fuertes son.
Qué fuertes.

Esas personas que cada día se despiertan y abrazan a la vida con los dos brazos.
Aunque la vida se revuelva, y tiemble, e incluso quiera salir corriendo.

Ellas, que no se rinden nunca. Que los viven a tope. Todos los momentos.
Me encanta esa energía, la sensación de que ese momento es único.
Porque sólo estás ahí, y lo que pasa es único.

Mis niñas con pasión, mis niñas bonitas.
Que me sacan una sonrisa con sus halagos,

Que al ser felices conmigo, hacen que yo también sea feliz conmigo.

Que se enamoran, y se desenamoran, pero sobre todo quieren.
Quieren muchísimo.

Yo quiero aprender a querer así, quiero aprender de vosotras.

Quiero haceros fotos naturales y que estéis preciosas aunque os gusten más posando.
No podéis ser más bonitas que cuando sois vosotras mismas.

Daniela, Joss, os quiero y cada día que no os veo os echo de menos.

Levántate, salvaje

Levántate.  Grítale al mundo lo que no te deja decir
No dudes ni un segundo de ti misma. O todos. Duda siempre que quieras
Cambia, crece, o no. Lo que quieras.  Vive tu vida, y que sea sólo tuya. O cómpartela si te enriquece. 
Mira el vaso medio lleno, o mejor lleno del todo, o ni mires el vaso.  Olvídate de los demás, o no los olvides nunca. 
No vuelvas a aquel lugar en el que no fuiste feliz, o revívelo para siempre. Lo que quieras. No dejes que nada te cambie, o permítele al mundo enseñarte. 
No cambies nunca por nadie, ni por ti.  O adáptate al resto. Y a tu vida. Y a ti.
No quieras nunca a nadie. O quiere siempre a todos.  Hay cosas que no puedes perdonar. Pero en realidad sí puedes hacerlo, si quieres. 
No busques en otros lo que está dentro de ti. O búscalo. Lo que quieras. 
En resumen, sé tú. Y sé feliz.