Ir al contenido principal

Revolución 10 - planifica un rato positivo

¡ME ENCANTA ESTA REVOLUCIÓN! 

La teoría es la siguiente: tienes que pensar en alguna persona que sea positiva, o te haga sentir algo positivo. Bien. Ya la tienes, me imagino. 
Como me gusta currarme estas revoluciones, yo me he propuesto pensar en tres. 

La primera es mi amiga Nika. Ella es una de las personas con las que iba a quedar cuando me caí (y con Joss, "ma bitches"). Y entre trabajo de ellas y viajes, pues no hemos podido vernos. Nika es una persona que me encanta, desde que la conocí. Siempre está sonriendo, y es de esas personas con las que puedes empatizar perfectamente. Tiene algo magnético, algo que no se puede explicar, una especie de magia que cautiva a cualquiera. Con ella quiero ir a algún lugar bonito, quiero que me explique todo lo que ha hecho en este tiempo. Quiero que nos cueste entendernos algunas veces, pero que en el fondo sepamos como se siente la otra. 

Otra de las personas a las que quiero ver es a Mo. Sí, ya la he visto muchísimo, creo que la veo más que a nadie, pero es que me lo paso tan bien, pero tanto. Me encantan nuestras tardes de cheap queens, en las que compramos un café en un Kebab y nos hacemos fotos como si fuera un café  del Starbucks y quisiéramos hacer postureo. 
Me encanta hacer fotos con ella, reírnos sin parar de cualquier cosa del mundo, llorar si nos hace falta, enfadarnos cuando hemos tenido un día de mierda, o hacer manualidades con una pistola de silicona de los chinos que casi tienes que quemarte las manos enteras para que funcione. 
Pocas veces me pasa eso de contarle a alguien como me siento y saber que va a entender perfectamente todo lo que le diga, y que probablemente alguna vez ha sentido lo mismo.

Por último, a quien me muero por ver es a Ruth. Mi Ally Pally. Creo que es de las pocas personas,no, es la única que ha sido una constante en mi vida. Nos conocemos ddesde que teníamos 5 años, y hemos tenido etapas de TODO. Desde quedar una en casa de la otra, con los padres y así, otra temporada de quedar juntas para ir a Barcelona, vacaciones con la familia, etc. Recuerdo que en nuestra adolescencia yo hablaba de ella como "mi hermana" y si me preguntaban decía, "bueno, ya me entiendes" y si no me entendían me daba igual, porque yo sé lo que quiere decir. Esta etapa también me encanta. Ahora somos mujeres fuertes e independientes. Yo estoy encantada de poder seguir en contacto con ella, aunque hemos tenido temporadas de hablar menos, es lo que decía, es la constante de mi vida. 
Me encanta hablar con ella porque me hace ver todo eso bueno que hay en mí, y puedo aprender  de ella a tener esa fuerza y esa energía que arrolla con todo lo que hay, y que no busca la aprobación de nadie. 
A Ruth no voy a poderla ver la semana que viene, pero esta mañana he estado hablando con ella y me ha dado tanta fuerza que la incluyo en esta revolución. Por revolucionaria. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Revolución 15 - Música para el optimismo

Estas últimas revoluciones me están encantando. Aunque en esta en concreto no lo he hecho bien hasta ahora.

Os cuento. A mí me ENCANTA crear listas de reproducción. Asociadas a un sentimiento, a una persona, a lo que sea.

Ahora mismo estoy pasando por un duelo. Me gusta pasarlo mientras estoy coja porque así mi ajetreo habitual no está, y estoy siendo más consciente de cuáles son mis fases del duelo, creando nuevos mantras, etc.

Mi primera fase (una fase que duró muy poco) fue de negación. "Nada es irreversible" "puede que no sea definitivo". Lo típico. Una semana después superé esta fase, y entré en la fase de tristeza. Durante estas semanas de la fase de tristeza he ido intercalando listas de reproducción. A ratos escuchaba la lista de canciones marchosas de Mònica, a ratos escuchaba una lista que se llamaba "Broken Heart".
Mis canciones favoritas en esta lista eran: Stay with me, de Sam Smith; Someone like you, de Adele; Goodbye my lover, de James Blun…

Silencio

Me gusta el silencio. Me gusta lo que el silencio dice y lo que esconde.  Me gusta cuando el silencio es incómodo y habla. Me gusta cuando el silencio nos acerca a nosotros mismos. 
Y es que hay silencios que pueden tocarse, que lo llenan todo.  Son como un día de sol, como una tarde de sofá y peli, como una mañana con One Republic de fondo, con unos ojos que miran con amor.  Son como pasear por Barcelona de noche, cuando todos van a algún sitio.  O como inspirar muy hondo en un buen momento, para cargarte de felicidad los pulmones.
Y es que son los silencios que dicen la verdad. 
Si eres feliz en silencio, puede que  lo seas para siempre.

Música para vivir

La música parece algo extraño. A veces nos parece que es algo superfluo. Creemos que fácilmente podríamos vivir sin ella. Sin embargo, siempre nos acompaña.  Nuestra vida está repleta de pequeñas  canciones que escuchamos.  La melodía del tren, que es diferente  de la del metro o el autobús.  La de los anuncios de la tele, las canciones tradicionales,  las canciones que todo el mundo sabe y no conoce por qué,  las canciones que nos hacen reír,  las canciones que nos hacen soñar,  las canciones que nos hacen enamorarnos. La vida en sí es una melodía.  Es un conjunto de notas,  algunas más graves, otras más agudas.  A veces nos gusta como suena el conjunto  y a veces lo odiamos.  A veces creemos que necesitamos la música de fondo,  y otras una melodía solitaria es la que llena nuestros segundos. Al fin y al cabo, es cierto que podríamos vivir sin música, pero yo prefiero no hacerlo.
Mi inspiración de hoy.